SALVAR CHIRA-SORIA RESPUESTA A UNA CRÍTICAS INFUNDADAS.


El pasado 27 de octubre en el diario “La Provincia- Diario de Las Palmas” se publicó el artículo “Salto de Chira: una mirada crítica” en el que  se vierten graves acusaciones contra la Plataforma Salvar Chira-Soria Barranco de Arguineguín.


A los autores del artículo les damos la razón cuando afirman “que es un movimiento extraño al ecologismo tradicional”, ya que éste se ha convertido en una correa de trasmisión de los partidos políticos, un movimiento que ha sido secuestrado a bases de subvenciones públicas y contrataciones como asesores de sus líderes.

En todo lo demás pensamos que no tienen la razón ya que la emergencia climática está en el centro de nuestra lucha, por ello nos oponemos a un proyecto que nada tiene que ver con la lucha contra el cambio climático.
 
La Central de bombeo Chira-Soria es un proyecto cuya huella de carbono es enorme, tanto en la ejecución de las obras como durante la explotación. La obra civil consiste en hacer carreteras, túneles y una gran caverna que generará un millón de metros cúbicos de escombros, para lo cual ha de usarse maquinaria pesada, explosivos y camiones, a razón de 200 viajes al día durante más de dos años. Se construirán edificios de control en Chira y Soria, además de plataformas, instalaciones de iluminación, de acondicionamiento del aire, controles de seguridad, etc.

Para que sea operativa hay que desalar y bombear agua durante 3 años y luego, durante la explotación, hay que desalar más de un millón de metros cúbicos de agua cada año debido a las pérdidas por evaporación y filtraciones. La desalación conlleva el vertido de salmuera y químicos al mar en un volumen similar al desalado. Esa salmuera será vertida en la ZEC Franja marina de Mogán y destruirá por completo los sebadales de la zona, los cuales, además de servir de hábitats a comunidades bentónicas y peces,  absorben dióxido de carbono y producen oxígeno.

Además de la destrucción de la vida en la zona de obra, el llenado con agua desalada de las presas acabará con los humedales que dan vida a la fauna y flora de la zona, la cual es fundamental para frenar el cambio climático. Por otra parte, el uso de agua desalada en la agricultura, empobrecerá la superficie regada, la cual terminará por desertizarse. Los 20 kilómetros de líneas eléctricas de muy alta tensión (220KV), constituye un riesgo notable tanto para la población como para las aves y son una de las principales causas de que se produzcan incendios forestales en Canarias.

La central Chira-Soria se alimentará directamente de la red eléctrica, comprando electricidad barata en las horas valle para venderla en las horas punta a precio de oro. No está conectada a renovables como Gorona del Viento, en el Hierro, que se alimenta con 5 generadores eólicos. Además, su eficiencia es del 40%, teniendo en cuenta las pérdidas de las turbinas y la desalación. Es decir, consume 2,5 veces la electricidad que produce. Esto supondrá que la demanda de 10 MWh/día de la isla,  aumente a 11,5 MWh/día.

Independientemente de que es un negocio redondo, las centrales térmicas, en especial las de ciclo combinado de fuel-oil, seguirán funcionado a plena carga, incluso con más normalidad que antes,  emitiendo gases de efectos invernadero a la atmósfera.

Finalmente, la concesión a Red Eléctrica de España (que no nos lleve a engaño su nombre, es una multinacional con un 80% del capital privado) para generar electricidad, acentúa aún más el modelo centralizado, ya que REE también tiene el monopolio del transporte y la operatividad. El modelo distribuido, además de fortalecer la economía local, reduce las pérdidas en el transporte de la electricidad, y al ser más eficiente se contamina menos.

Salvar Chira-Soria es un movimiento social ecologista que entronca con otros como “Salvar Agaete” o “Salvar la Tejita”, entre otros muchos con los que estamos hermanos.

Cuando se habla de que el Barranco de Arguineguín está antropizado olvidan decir que además de personas contiene 5 espacios naturales de la Red Natura 2000 que se verán afectados por las obras una biodiversidad única y que gran parte del mismo es Reserva Mundial de la Biosfera.

En el debate técnico hemos dejado KO a los impulsores del Proyecto ya que hemos podido demostrar que no hay un solo estudio técnico o científico que avale el proyecto Chira-Soria. Sin embargo, cada vez son más las personas cualificadas (catedráticos, profesores universitarios, empresarios del sector y expertos) que lo califican como innecesario y obsoleto.

Frente a estos argumentos, la respuesta de la Corporación del Cabildo ha sido gastar 2,5 millones de euros en propaganda a favor de Red Eléctrica de España, tupiendo a los medios de comunicación de propaganda a favor de lo que calificamos como “Asalto de Chira”.

No consiguieron acallarnos. La campaña masiva de propaganda en las televisiones, radios, supermercados, Gabinete Literario, Congreso de Presas y un sinfín de actos más, no evitaron que volviéramos a salir a las calles para defender nuestro patrimonio natural.
 
La campaña contra la manifestación ya acabó y ahora retoman la pluma para volver a insultarnos y acusarnos de necios irracionales, y para seguir con sus mensajes de que todo es por el cambio climático y que el gran Arguineguín está antropizado. Un proyecto que redactó Unelco-Endesa en el año 2006, cuando nadie hablaba del clima, y que ahora lo venden como algo que promueve el Estado y Red Eléctrica para cerrar las centrales de Unelco. Nótese la contradicción.
 
De este a oeste, de norte a sur y desde el mar hasta la cumbre, nuestra isla no se vende. Salimos a la calle para evitar la destrucción de un espacio natural de extraordinaria belleza que contiene cinco espacios naturales protegidos de la Red Natura 2000, con unos valores turísticos, pesqueros, agrarios, arqueológicos y etnográficos incalculables. Un lugar que atesora numerosas especies protegidas y una enorme biodiversidad en el que conviven en armonía sus habitantes con la naturaleza que les rodea.

Cómo no vamos a estar en contra de entregar la cuenca de Arguineguín a la multinacional REE durante 75 años, incluidas las presas de Soria, Chira y Las Niñas, para que industrialice el barranco con la instalación de dos centrales de bombeo, más de 8 kilómetros de carreteras, una plataforma de 2737 m2, dos edificios con 1058 m2, 37 torretas de hasta 73 metros de altura a lo largo de todo el cauce del barranco que ocuparán 33.300 m2, un millón de m3 de tierras extraídas a base de explosivos que se depositarán en la zona de Chira y en la parte baja del barranco de Arguineguín.

Un proyecto ruinoso, tanto por el desproporcionado coste de las obras como los enormes costes de mantenimiento –véase Gorona del Viento en el Hierro-, y porque se emplaza en un lugar donde no hay curso permanente de agua y necesita recurrir a la desalación de  agua de mar y su bombeo a 30 kilómetros y 900 metros de altitud, tanto para su puesta en servicio como durante la explotación, y cuyos vertidos de salmuera acabarán con la ZEC ‘Franja Marina de Mogán’.
 
Pero nuestra acción va mucho más allá: el agua de la cumbre para la cumbre; el agua de las presas para la agricultura; el sol, el viento, la mareomotriz y la geotermia para los canarios. Tenemos que impedir que las grandes multinacionales acaparen la generación de energía y nos roben en la factura de la luz. Tenemos que recuperar el agua y la energía para que vuelvan a ser bienes públicos al servicio de los ciudadanos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

FRENO EN SECO DE LA COMISIÓN EUROPEA AL PROYECTO CHIRA-SORIA.

CHIRA SORIA. INDIGNACIÓN, APRENDIZAJE, RESPETO

ANÁLISIS TÉCNICO DE LA CENTRAL DE BOMBEO CHIRA-SORIA